Sobre el pensamiento divergente y el lenguaje

pensamiento divergenteEl pensamiento divergente es la búsqueda de alternativas creativas y diferentes para la solución de un problema, por lo mismo es una estrategia que puedes utilizar para apoyar el desarrollo del lenguaje de tu hijo.

 

Una manera efectiva para favorecer el desarrollo del lenguaje es hacer preguntas que lleven a los niños a pensar y a  responder de diversas maneras la situación o duda que se les están presentando. No es lo mismo preguntar, ¿cómo estás?, a ¿qué te gustó de tu mañana?

 

La primera pregunta es muy general y en ella encontrarás las típicas respuestas monosilábicas que saben de memoria: bien o mal. La segunda pregunta es más específica, y los obliga expresarse con más palabras.

 

Otro tipo de pregunta que puedes hacerle a tu niño para estimular su lenguaje es aquella que le permite encontrar más de una respuesta, por ejemplo, ¿de qué color es el cielo? Con esta pregunta los niños ponen en práctica su creatividad y su propia voz.  Pueden decirte realmente lo que ven, un día azul, otro gris, naranja o incluso blanco si el día está nublado. El mismo efecto puede tener preguntar por el sabor de una fruta.

 

No olvides que es importante dejar que tu niño utilice sus propios recursos. Muchas veces, sin querer, limitamos su capacidad de expresión formulando las preguntas y manteniendo conversaciones que no fomentan su imaginación.