La depresión posparto y su relación con la escala de Edimburgo

depresión-posparto-2La depresión posparto, como su nombre lo indica, se presenta en la madre después del nacimiento del bebé.

 

La presencia de este problema incrementa en forma importante la morbilidad y mortalidad tanto para la madre como para el bebé, ya que se asocia a conductas poco saludables como el omitir la atención prenatal o el uso de sustancias nocivas (tabaco, alcohol, sustancias ilegales).

 

Sus síntomas más evidentes son: irritabilidad, llanto, insomnio, ansiedad, trastornos del apetito y fatiga; pero a veces resulta difícil saber si se está pasando por una etapa de depresión real.  Una manera de detectar la depresión posparto es a través de un sencillo y rápido cuestionario llamado Escala de Depresión Postparto de Edimburgo (EDPS).

 

La Escala de Depresión de Post-Parto de Edimburgo fue creada para asistir a los profesionales de la salud en la detección de las madres que padecen de depresión de post-parto, padecimiento que se presenta generalmente, durante la primera semana después del parto.

 

Estudios previos demostraron que la depresión de post-parto afecta por lo menos a un 10% de las mujeres y que muchas de las madres deprimidas se quedan sin tratamiento. Estas madres logran sobrellevar la carga de su bebé y las tareas de la casa, pero su placer por la vida se ve gravemente afectado y puede que toda la familia sufra consecuencias a largo plazo.

 

La EDPS se creó en centros de salud en Livingston y Edimburgo. Consiste de diez cortas declaraciones. La madre escoge cuál de las cuatro posibles respuestas es la que más se asemeja a la manera en la que se sintió durante la semana anterior. La mayoría de las madres pueden contestar la escala sin dificultad en menos de 5 minutos.

 

En general, si las madres puntúan entre 12 y 13 puntos en sus respuestas, de acuerdo a los parámetros de esta escala, es probable que padezcan de alguna enfermedad depresiva de diferentes niveles de gravedad.

 

No obstante, no se le debe dar más importancia a los resultados de la EDPS que al juicio clínico. Es importante realizar una evaluación clínica prudente para confirmar el diagnóstico. La escala indica la manera en que la madre se sintió durante la semana anterior por tanto, la escala no detecta a las madres con neurosis de ansiedad, fobias o trastornos de la personalidad.